viernes, 7 de abril de 2017

Pacto educativo: hablamos pero... ¿quién piensa?

El pasado lunes día 27 de marzo se celebró en el Senado una reunión por el pacto educativo que congregó a todos los consejeros autonómicos del ramo con el ministro Mendez de Vigo. En la prensa podemos leer detallada información acerca del encuentro (EL CONFIDENCIAL, ABC, EL MUNDO, LA VANGUARDIA y más).
Evidentemente no está mal que hablen nuestros políticos. De hecho no pararon de hablar. Intervinieron todos y cada uno de los consejeros además del ministro. Imagino que a la hora de comer estarían más que cansados de escuchar 17 discursos...
Hablaron pero, ¿qué dijeron? Por citar algunos, la consejera de Educación del País Vasco, Cristina Uriarte, pidió respeto al autogobierno afirmando que «se habla de pacto pero se obvia nuestro ámbito competencial» y se quejó de que Lomce no respetó «la singularidad». La consejera andaluza, Adelaida de la Calle, dijo que lo más importante es la vertiente "social y territorial", ya que sin ella el pacto estaría "descafeinado". Si no recuerdo mal lo que vi en el telediario, otro habló de evitar la segregación en las aulas, otro de respetar la voluntad de elección de los padres, etc. Y así podríamos ir sacando un entrecomillado a cada cual.
Y yo me pregunto, si el objetivo es proporcionar una buena educación a los ciudadanos, ¿qué trascendencia tiene el respeto al autogobierno? Me parece que el autogobierno es muy importante en cuanto a la organización política pero, ¿qué impacto puede tener en la enseñanza de las Matemáticas? ¿Y en la enseñanza de la Historia? Malo será que la Historia sea diferente según quien la cuente. Y respecto a la vertiente social, no encuentro nada más "social" que una buena educación basada en el mérito y el esfuerzo.
En lugar de salir a decir aquello del "y qué hay de lo mío", ¿no sería mejor pensar en los requisitos exigibles para ofrecer una buena educación a la sociedad y plasmarlos en una ley sencilla y comprensible?
Pues bien, la conclusión de la reunión fue que se van a crear tres nuevos foros de debate:
  • un grupo de trabajo en el seno de la Conferencia Sectorial para que las autonomías estén presentes en la negociación del pacto; 
  • la participación en el debate de los representantes del sector en el Consejo Escolar; y 
  • una ponencia en la Comisión General de las Comunidades Autónomas. 
Todo esto además de la Subcomisión para el Pacto Educativo del Congreso de los Diputados por la que no dejan de desfilar (y hablar) todo tipo de expertos y representantes de lobbies.
Hablar y hablar. Dialogar y dialogar. No sé si escuchar y escuchar... Pero, ¿alguien piensa?




No hay comentarios:

Publicar un comentario